Síguenos!

Síguenos!

@EmprenderUCA EmprenderUCA Cátedra de Emprendedores de la Universidad de Cádiz Web

jueves, 4 de octubre de 2018

La experiencia CoWorking me dejó huella

Con sus adeptos y detractores la adopción de anglicismos con el objetivo de darle glamour al concepto goza de buena salud en muchos ámbitos del día a día y los emprendedores no se salvan. Hoy no son empresas emergentes sino startups, en muchos casos el autónomo se transforma en freelance y, a menudo, no se trabaja en una oficina compartida sino en un coworking. Atractivo anglosajón aparte, confieso que, después de vivir la experiencia coworking, me es imposible no recomendarla allá por donde voy.

En teoría, una oficina compartida no es más que eso, un espacio con puestos de trabajo para que las personas que contratan el servicio tengan lo necesario para estar como en casa, pero en una mini-oficina. En la práctica, supone una forma distinta de ver el trabajo y el mundo actual, pude constatarlo durante mi estancia en agosto de 2017 en Doce Monos.


En ese entonces, confluían en mi agenda tres proyectos distintos: mis estudios de Ingeniería Aeroespacial, un puesto de responsabilidad en Formula Gades y la organización del Evento COSMOS. En agosto prácticamente cierra el mundo convencional y necesitaba un lugar adecuado para aprovechar bien cada minuto del día así que por recomendación de un amigo decidí darle una oportunidad al coworking.

Lo primero en que me fijé fue la atmósfera relajada que se respiraba, que no te sorprenda si surgen cortas conversaciones espontáneas sobre temas siempre interesantes, luego vuelve el silencio y la concentración máxima. El equipamiento no se queda atrás: siempre tienes a tu disposición una pequeña cocinita con vajilla básica, frigorífico, microondas, una máquina de café y un lindo cerdito para depositar 50 céntimos por café (también puedes unirte a la colecta mensual para comprar cápsulas). Sillas cómodas, espacio de sobra en tu mesa, wifi, aire acondicionado (por norma a una temperatura eco-friendly y resfriado-de-verano-friendly), impresora, un pequeño patio, sala de reuniones y un par de sofás para los momentos de relax. Donde quiera que estés, no bajes de ese estándar, pero ten en mente que cada coworking tiene estilo propio.


Si topas con una buena comunidad en la oficina que elijas, te encontrarás casi sin darte cuenta haciendo un almuerzo conjunto de comida a domicilio o escuchando la loca historia del uruguayo de tu oficina que se recorrió medio mundo en tren y luego cruzó la India en moto con un colega. La ecuación también se cumple para el trabajo, cuando se entra en este movimiento global (que tiene hasta una wiki) se entra con el compromiso de romper el aislamiento, compartir e interactuar, la recompensa es enorme. El poder de la pregunta “¿Oye, y tú a qué te dedicas?” o de la frase “Ey, tengo este problema, ¿cómo lo veis?” es grandísimo; automáticamente surgen diferentes enfoques a la misma cuestión y, colaborativamente, es posible llegar a una solución innovadora. Tangentes al día a día aparecen de vez en cuando talleres formativos, eventos de todo tipo, proyectos conjuntos, nuevas oportunidades… Parece mejor que trabajar solo, ¿no?

Multidisciplinariedad, innovación, colaboración, emprendimiento son sólo algunos de los conceptos que puedes encontrar en la filosofía coworking. Estudiantes con proyectos paralelos, emprendedores, freelances, todos de cualquier ámbito profesional, tienen cabida en un espacio de coworking ya sea para trabajar solo con otros o para meterte de lleno en la comunidad (muy recomendado). ¡Ah, estudiantes, preguntad siempre por descuentos para vosotros, Doce Monos lo ofrece!

¡A coworkear!



viernes, 20 de julio de 2018

Los 6 errores más comunes que cometen los jóvenes al emprender



El emprendimiento ha dejado de ser, desde hace años, solo para personas con recursos económicos  y muy conocedoras de los negocios. Ahora, cada vez más personas se atreven a poner en marcha sus ideas con pocos recursos y apoyándose de manera más significativa en la tecnología y las herramientas que esta ofrece para hacerlas realidad.

La edad para poner en marcha una empresa ya no es limitante, porque cada una de las etapas de nuestras vidas tiene sus pros y sus contras. Además, siempre y cuando logres reunir estas características de Gananci de los emprendedores exitosos, la edad y otros aspectos son algo que no tienen mayor importancia ya que son eclipsados por otros de mayor peso.

martes, 17 de julio de 2018

Cuando copiar es un desastre

Dicen que la competencia te ayuda  a ser mejor. Es más, yo también lo pienso y se lo digo a las personas que pasan por nuestro servicio de asesoramiento.  Si te copian ¡enhorabuena! Significa que lo estás haciendo muy bien, deberíamos hasta sentirnos orgullosos. ¡Quién no haya copiado nunca que tire la primera piedra! 

jueves, 14 de junio de 2018

Las 5 mejores ideas de negocio para jóvenes menores de 25 años


Si eres joven y quieres empezar a obtener  ingresos sin perder lo que tienes y sin descuidar tus estudios o compromisos, te recomiendo algunas ideas de negocio, que puedes poner en marcha,compatibles con tu estilo de vida y tu edad.
No es necesario que abandones tu trabajo en este momento, o dejes de estudiar, lo mejor es invertir tu tiempo en una idea de negocio solo para jóvenes.

viernes, 4 de mayo de 2018

4 tipos de emprendimiento que puedes llevar a cabo con las redes sociales

Cuando salieron las redes sociales la finalidad de ellas era darle un nuevo uso a la web acercando a personas de todas partes del mundo con temas de conversación. Así fue que en el año 2006 salió Twitter como la primera red de microblogging y detrás de ella vinieron muchas otras con diversas funciones como Facebook, Instagram, Vine, y muchísimas que dan para hablar largo y tendido.

Lo que al principio comenzó como una manera novedosa para que los usuarios interactuaran entre sí, después mutó y ahora sus funciones son muy diversas, tanto, que hasta las personas jurídicas se apoyan en sus grandes beneficios. Si ya tienes un negocio propio y todavía no usas las RRSS a tu favor, aprende en Gananci a elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

lunes, 5 de marzo de 2018

Innovando con design thinking

Todos tenemos perfectamente asumido que tenemos que innovar independientemente del sector de actividad en el que nos encontremos. Existen muchos programas formativos de interés en este sentido. Sin embargo, cuando leemos artículos y opiniones con respecto a la innovación suele aparecer un concepto para muchos nuevo. ¿Qué es esto del Design Thinking que tan de moda está? Podrás encontrar muchas definiciones, como de casi todo,  pero en palabras sencillas podemos decir que es el proceso de crear nuevas soluciones, productos y servicios innovadores, que satisfagan de mejor manera las necesidades de los usuarios o clientes de una organización. Muchas son las características que lo componen:
  • Es multidisciplinar: rico y variado
  • Es holístico
  • Es experimental (prototipos)
  • Es iterativo
  • Es multiherramienta
  • Es visual
Pero para nosotros, la más importante es de todas es que está centrado en las personas.