Síguenos!

Síguenos!

@EmprenderUCA EmprenderUCA Cátedra de Emprendedores de la Universidad de Cádiz Web

lunes, 18 de mayo de 2015

Los emprendedores no somos perfectos: 12 errores muy comunes


El emprendimiento está de moda en España y cada vez hay más y más autónomos. Ya hay más de 3 millones y se estima que la cifra seguirá creciendo a un ritmo todavía mayor. Sin embargo, ¿saben los nuevos autónomos a todo lo que se enfrentan?


Cada día trabajo a diario con miles de emprendedores (sobre todo autónomos) en la gestoría online Ayuda-T Pymes. Esta experiencia me ha permitido observar como se cometen todo tipo de errores por parte de promotores empresariales. En este artículo te contaré cuáles son los 12 errores más comunes qué deberías evitar como empresario y/o autónomo.

1. No saber decir que “no” a tus clientes
Cuando comienzas como autónomo dices que sí a todo. A cualquier trabajo que entra, a cualquier modificación extra (que no estaba incluida en el presupuesto) y a cualquier tipo de “ayudita de 5 minutos” para ese cliente que nos pagó por un servicio que terminó hace dos semanas.

Y ese es un error que hay que cortar cuanto antes mejor. Si decimos que sí a todo perderemos todo el poder de negociación, veremos que nuestro día a día es una locura llena de trabajo y sin horas de descanso y los clientes nos verán como alguien a quien recurrir para cualquier cosa.

2. Creer que lo puedes hacer todo y no delegar
El día tiene 24 horas, tienes que dormir 7-8 y también habrá que comer y vivir la vida un poco. Pues en cuanto comiences tu actividad verás lo difícil que es conseguir tiempo incluso para dormir esas 7 u 8 horas.
¿La solución? Delegar trabajo y trabajar con otras personas. Una empresa de un solo hombre no es viable a largo plazo, sobre todo si quieres crecer. 

3. Pensar que el resto de autónomos de tu sector son tus enemigos
Muy relacionado con el punto 2. Tu competencia no tiene por qué ser tu enemigo y mucho menos si eres un “hombre-empresa”. Por ejemplo, imagina que comienzas desde cero ofreciendo cualquier servicio y nadie te conoce. Si te llevaras bien con algún autónomo que ya estuviera establecido y tuviera mucho trabajo, él podría delegar en ti parte de su clientela y te comenzaría a dar un volumen de trabajo interesante.

4. Depender de un solo cliente
Si te vas a dar de alta como autónomo para un solo cliente… ¿Para qué te das de alta como autónomo? Esta es una situación que está ocurriendo en muchas ocasiones debido a que las empresas piden empleados autónomos para abaratar costes y gastos de contratos.

En caso de que quieras hacerte autónomo, hazlo para trabajar con más de un cliente. En caso contrario, no serás tu propio jefe ni estarás emprendiendo, ya que dependerás única y exclusivamente de ese cliente. El día que desaparezca… ¿Qué harás? No tendrás clientes, tendrás que pagar la cuota de autónomo y sin clientes se antoja bastante complicado.

5. Poner precios pensando en tu competencia y no en tus costes
¿Te quieres posicionar como el más barato del sector? ¿Quieres ser más barato que la competencia? Piensa bien antes tus costes y el tiempo que vas a emplear en tu trabajo y si merece la pena asumir esos costes.

6. No presentar bien el IRPF y el IVA
Abril, agosto y diciembre son los tres meses que más dolores de cabeza te darán como autónomo. ¿Por qué? Porque hay que presentar el IVA y el IRPF. Cualquier error o fallo en esta presentación conllevará multas, problemas y todo tipo de situaciones desagradables que no querrás ver ni en pintura.

7. No invertir en tu propia formación
Te pones a trabajar como un poseso y el tiempo se desvanece. De pronto, cuando te das cuenta ha pasado un año y estás totalmente desactualizado. Te has pasado todo el año trabajando sin parar y no has hecho ningún curso, leído ningún blog ni ido a charlas y demás para mantenerte actualizado.

Todo eso tiene un precio. Si estás actualizado, puedes subir tus precios porque das servicios nuevos y por lo tanto podrás seguir consiguiendo clientes y haciéndote un nombre. Si por el contrario sigues con las técnicas de siempre, no te renuevas y das mismo servicio siempre… Los clientes se acabarán yendo con otro que sí que esté actualizado.

8. Realizar una mala planificación del tiempo
El tiempo es oro cuando eres autónomo. Tienes que hacerlo todo tú, salvo que sigas mi consejo del punto 2, y por lo tanto hay que optimizar el uso del tiempo para que podamos vivir además de trabajar.

Para ello hay que tener un calendario, utilizar sistemas de productividad personal y conseguir rentabilizar cada minuto de trabajo. Podría explicarte cómo hacerlo, pero el artículo Cómo controlar el tiempo y convertirte en Flash-autónomo está explicado todo con pelos y señales.

9. No mantener el contacto con tus antiguos clientes
¿Sabes quién es la persona que tiene más probabilidades de contratarte? Aquella que ya ha trabajado contigo. Por eso cada vez más empresas hacen todo tipo de programas de fidelización, descuentos para clientes, tarjetas y todo lo que puedes ver hoy en día.

10. No tener presencia online
El mundo online será, dentro de muy poco, el único sitio en el que se podrá trabajar. Con solo deciros que yo trabajo en una asesoría online y tenemos más de 1.800 clientes, os podéis imaginar de lo concienciada que está la sociedad de que todo va hacia el online.

11. No tener horarios y no descansar nunca
La vida de autónomo, y sobre todo si te dedicas a dar servicios online, es una vida que te consume y puede llegar a ocupar todas las horas de tu día a día. Si no sabes controlar tu horario, ponerte unas horas de trabajo cada día y limitar tu jornada laboral acabarás trabajando de sol a sol. Comienza a crear un calendario de tareas, controla los horarios y deja espacio a tu propia vida.

12. No relacionarte con otros empresarios y contactos relacionados con tu actividad
El denominado networking, que no es más que relacionarse con el resto de personas de tu sector, es vital para un autónomo. Cuanta más gente conozcas, más gente hablará de ti y mayores serán las posibilidades de colaborar y conseguir nuevos clientes.

Mandar correos, asistir a eventos, comentar en las páginas webs o blogs de otros autónomos y todo este tipo de acciones te ayudarán a crecer. No te quedes solo y no te encierres en ti mismo, tienes que salir ahí fuera y empezar a relacionarte para mejorar y conseguir llegar a lo más alto.

Recuerda, los emprendedores y autónomos no somos superhéroes (pero casi), por eso hemos puesto en marcha el blog de Gestron para ayudaros en vuestra tarea.

Gestron
Superhéroe Empresarial y colaborador de Ayuda-T PYMEs 
http://www.gestron.es/como-hacerse-autonomo-en-una-semana
http://www.ayudatpymes.com/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario